Protesis Fija y Removibles

PRÓTESIS FIJA Y REMOVIBLES

 

Las prótesis dentales nos ayudan a suplir la pérdida de dientes por caries, periodontitis, traumatismos… etso a la larga puede traernos problemas, ya que la falta de un diente puede hacer que se produzca una desorganización estructural en la boca.

Las prótesis fijas van insertadas de tal forma que no hay que retirarlas de la boca para limpiarlas. Están sujetas a la mandíbula o maxilar por medio de implantes o cementadas a los dientes naturales que hay en la boca, a los que hay que realizar generalmente algún tipo de tratamiento o tallado. Estas prótesis fijas no requieren de un mantenimiento particular y se limpian de modo similar al resto de los dientes.

 

Las prótesis removibles se utilizan de forma provisional o transicional, hasta que se puedan colocar las prótesis fijas. Estas prótesis removibles, que pueden ser parciales o totales, van sujetas dentro de la boca mediante retenedores o ‘ganchos’ a otros dientes. Y cuando no hay dientes a los que ‘agarrarse’, se utilizan adhesivos. Requieren de un mantenimiento frecuente por parte de los técnicos de la clínica dental, unos controles periódicos en los que se tratará la limpieza de las prótesis y otro tipo de operaciones destinadas a evitar que se desajusten y dañen la mucosa o los dientes naturales en los que se apoyan y que aún quedan en la boca.

PROTESIS FIJA Y REMOVIBLE